miércoles, 20 de enero de 2021

Algunos datos sobre el cloruro de cetilpiridinio (CPC) [Dentista en tu ciudad]


Se sabe que el cloruro de cetilpiridinio ayuda a reducir la carga viral del SARS-CoV-2 (el coronavirus que produce la pandemia por la enfermedad COVID-19) en la boca, una de las principales vías de entrada del patógeno.

Productos bucodentales, como el enjuague y la pasta dental, tienen este ingrediente, que es un antiséptico seguro y eficaz de determinados bacterias, hongos y virus.

El CPC ha mostrado eficacia frente virus como el de la gripe, rotavirus, virus del herpes simple, hepatitis B y algunos coronavirus, incluyendo cepas de coronavirus que se utilizan para evaluar potencial de eficacia frente a SARS-CoV-2.

Estudios recientemente finalizados por el grupo de IRSI Caixa (Barcelona) han confirmado la capacidad del CPC de actuar sobre SARS-CoV-2.

El componente ayuda a disminuir la cantidad del virus SARS-CoV-2 en la boca; y al tener menos virus en la cavidad bucal y en la saliva, disminuiría el riesgo de que una persona infectada por el coronavirus pudiera transmitirlo a una persona sana. También podría ayudar a desarrollar una COVID-19 menos grave.


martes, 19 de enero de 2021

Barcelona Dental Show invita a los expertos en salud dental a participar en el Congreso Nacional de Odontología Avanzada. [Dentistas Alava]


Barcelona Dental Show (BDS) (27-29 Mayo 2021 | CCIB, Barcelona) es el evento de innovación en el sector de la salud bucodental que tiene como objetivo acercar a los profesionales del sector dental toda la innovación y las tendencias de futuro de la mano de los líderes del sector y en colaboración con las principales organizaciones profesionales. Barcelona Dental Show invita a los expertos en salud dental a participar en el Congreso Nacional de Odontología Avanzada. Todos aquellos investigadores, fabricantes, dentistas, higienistas, protésicos, académicos y profesionales del ámbito de la gestión empresarial y emprendedores que quieran compartir sus casos clínicos, aplicaciones disruptivas de la tecnología en el sector y su visión de futuro pueden presentar sus propuestas hasta finales de marzo. Nota de Prensa_ BDS-invita-a-los-expertos-en-salud-dental-a-participar-en-el-Congreso-Nacional-de-Odontología-Avanzada

Cuidar nuestro estómago ayuda también a la salud bucodental [Dentistas Santa Cruz de Tenerife]


El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife advierte de la importancia de cuidar el estómago, ya que esto ayudará también a nuestra salud bucodental. En un mes como enero, donde se viene de posibles excesos para nuestro sistema digestivo, en el que muchas personas se plantean propósitos para el nuevo año, la entidad colegial recomienda adquirir hábitos saludables, como la disminución de la grasa en nuestra alimentación, evitar la ingestión de bebidas ácidas, el consumo del alcohol y el café, y no fumar. Aunque a priori pensemos que nada de esto tiene que ver con nuestra salud bucodental, en realidad síntomas como la conocida como "acidez" de estómago puede producir mal aliento y erosión de las piezas dentales.

Una de las enfermedades más relacionadas con la erosión del esmalte dental es el reflujo gastroesofágico, una patología que puede afectar a personas de todas las edades y que, entre sus síntomas, provoca esa sensación de ardor tan molesta. El paso de contenido de nuestro estómago al esófago puede conllevar un aumento de la acidez en nuestra boca, que termina "abrasionando" el esmalte y exponiendo el tejido que se sitúa justo bajo el esmalte (dentina).

Otro de los síntomas de la enfermedad del reflujo gastroesofágico son los vómitos, cuya acidez también contribuyen a erosionar nuestras piezas dentales. En todo caso, será el especialista digestivo quien deberá realizar el diagnóstico y aplicar el tratamiento adecuado. Es importante que, si se sufre de esta dolencia, se informe al dentista, que podrá así pautar las medidas de higiene dental más adecuadas para evitar un deterioro del esmalte de nuestros dientes.

 


Odontología y COVID-19, revisiones periódicas, asepsia en las clínicas… Entrevista al Dr. García Lorente en Onda Cero [Dentistas Leon]


La relación del COVID-19 con la Salud oral, los riesgos de postergar consultas odontológicas y de toda índole, el acondicionamiento de las clínicas dentales frente al virus... Son algunos de los asuntos que ha abordado el presidente del Colegio Oficial de Dentistas de León, Francisco José García Lorente, durante una entrevista emitida hoy en Onda […]

La entrada Odontología y COVID-19, revisiones periódicas, asepsia en las clínicas… Entrevista al Dr. García Lorente en Onda Cero se publicó primero en Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de León.


viernes, 15 de enero de 2021

El Colegio de Dentistas de la provincia tinerfeña apuesta por continuar con la formación online este 2021 [Dentistas Santa Cruz de Tenerife]


Este 2021, el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife continuará apostando por la formación en línea, dadas las condiciones sanitarias y las recomendaciones de las autoridades para prevenir el contagio de covid19. Los dos primeros cursos del año se impartirán en los meses de febrero y marzo, momento en el que se volverá a analizar la situación sanitaria y su aplicación a la oferta formativa ofrecida por la entidad profesional de la provincia tinerfeña, a los colegiados, para que puedan actualizar sus conocimientos en diferentes materias relacionadas con la práctica dental.

Cursos en línea

La primera acción formativa en línea de 2021 será impartida por el doctor Pedro Morchón Camino, con el título Gestión de la consulta tradicional, los días 26 y 27 de febrero.

En el mes de marzo (los días 12 y 13), el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife organizará el curso en línea Patología Oral, a cargo del doctor José Vicente Bagán Sebastián.

Toda la información sobre la actividad formativa del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife puede encontrarse en www.dentef.es, página a través de la cual los interesados en los diferentes cursos deben inscribirse.


¿A qué edad se recomienda la ortodoncia infantil? [Clínica Dental Coinsol]


"¿Será demasiado pronto para ponerle aparato a mi hijo?", "Si esperamos demasiado, ¿después la ortodoncia será más compleja y durará más tiempo?" Son algunas de las dudas más habituales que tienen los padres a la hora de decidir sobre cuándo afrontar los problemas de alineación dental de sus pequeños con ortodoncia infantil. Aquí están las respuestas a todas ellas.

Aunque se comente que la edad ideal para tratar las maloclusiones dentales es cuando el niño tenga toda la dentición permanente, esto no es cierto. A esas edades, el niño está cercano a terminar el crecimiento y su maloclusión no tendría una fácil solución.

Lo más correcto es comenzar las visitas al ortodoncista antes de que se presente el problema en sí. 

Aconsejamos realizar una primera revisión a los 6 años, aunque el crecimiento de los dientes parezca normal a simple vista. En esta etapa es cuando se está produciendo la erupción de primeros molares e incisivos, dientes claves para poder realizar un estudio de ortodoncia. 

De esta manera, el ortodoncista podrá valorar tanto la posición como la oclusión de los dientes, así como el crecimiento del maxilar y de la mandíbula a una edad temprana. Es entonces cuando se pueden corregir ciertas maloclusiones antes de completar la etapa de crecimiento. 

Si, tras esta primera revisión, el especialista considera que el desarrollo es correcto, será recomendable realizar controles periódicos cada 6 o 12 meses. De esta manera, se podrá hacer un seguimiento de la evolución del niño y detectar los problemas en fases iniciales, si es que existe alguno.

¿Por qué se recomienda empezar a los seis años con la ortodoncia infantil? 

La edad recomendada de seis años no es casual, sino que coincide con un periodo dentario que se conoce con el nombre de "dentición mixta", que se produce entre los 6 y los 12 años. Por dentición mixta entendemos la etapa en la que los dientes temporales coinciden con los definitivos, ya que los primeros son reemplazados progresivamente por los segundos. 

Dicho periodo se inicia con la erupción de los primeros molares definitivos superiores e inferiores. Éstos son los primeros dientes en salir (entre los seis y siete años) y tienen gran importancia para el posterior desarrollo de la boca. 

Junto con la erupción de los primeros molares, se produce la exfoliación y posterior erupción de los incisivos superiores e inferiores. Molares e incisivos son los dientes claves para poder realizar un tratamiento de ortodoncia de forma adecuada. 

Además de esto, hay que tener en cuenta que, en general, los dientes temporales tienen dos misiones muy importantes. Por un lado, sirven para conservar la forma de la arcada dentaria.

Por otro lado, guardan el espacio que van a ocupar posteriormente los dientes definitivos al ser el tamaño de los dientes temporales mayor que el de los permanentes. Por ello, ese hueco que deja un diente temporal al exfoliarse es un bien preciado que hay que conservar para la mayoría de los tratamientos de ortodoncia, dado que en muchos casos hay falta de espacio para poder alinear los dientes definitivos.

Asimismo, en esta etapa que tiene lugar entre los 6 y los 12 años, se produce el desarrollo del maxilar y de la mandíbula en los niños. De manera que cuando dichos huesos están en crecimiento, aún se pueden moldear para que se desarrollen de manera adecuada.

Con el objetivo de corregir el crecimiento inadecuado de los huesos, además de los problemas dentarios, se lleva a cabo el tratamiento de ortodoncia interceptiva o de primera fase, del que hablamos a continuación. 

COINSOL - Edad para ortodoncia infantil

¿Cuál es el tratamiento de ortodoncia que se lleva a cabo en niños? 

Si existe alguna alteración en el alineamiento o en la oclusión de los dientes, el especialista valorará la posibilidad de comenzar un tratamiento de ortodoncia interceptiva. 

En primer lugar, se realizará un estudio completo, que consiste en radiografías y fotografías intraorales y extraorales para desarrollar un plan de tratamiento personalizado para el niño.

¿Por qué es importante la ortodoncia infantil interceptiva o de primera fase? 

Ponerse en manos del ortodoncista de manera temprana facilita que a los 12 años se hayan solucionado dos cuestiones. 

  1. En primer lugar, que cuando se produzca la erupción de los segundos molares permanentes – que son las últimas piezas en salir, con excepción de las muelas del juicio – todos los dientes encajen correctamente. 
  2. En segundo lugar, el tratamiento en edad infantil permite la corrección del crecimiento inadecuado del maxilar y de la mandíbula. 

Con ello, la ortodoncia interceptiva permite mejorar el alineamiento y la oclusión de los dientes, así como evitar recurrir a procedimientos más drásticos o complicados en la edad adulta.

Ejemplos de dichos procedimientos -que ya tienen que hacerse cuando no es posible corregir el crecimiento de los huesos – serían las extracciones de dientes, ortodoncias más complejas o tratamientos de cirugía ortognática

Y, ahora que tienes más claro cuándo es el mejor momento para darle forma a la sonrisa de tu pequeño, ¿por qué no nos cuentas tu caso? En Coinsol Dental tenemos el tratamiento de ortodoncia infantil que tu hijo necesita.

Dra. Patricia Gómez. Especialista en ortodoncia y ortopedia dentofacial.

La entrada ¿A qué edad se recomienda la ortodoncia infantil? se publicó primero en Coinsol Dental.


miércoles, 13 de enero de 2021

Se necesita Ortodoncista para Clínica Dental situada en Etxarri Aranatz. [Dentistas Alava]


Se necesita Ortodoncista para Clínica Dental situada en Etxarri Aranatz. Es urgente la incorporación de un segundo ortodoncista, dado el volumen de pacientes existentes. Si estás interesad@, por favor, envíanos tu C.V. a etxarrihortzklinika@gmail.com . Fecha de recepción: 13/01/2021

El Consejo General de Dentistas presenta los resultados de la Encuesta de Salud Oral 2020 [Dentistas Alava]


Encuesta de Salud Oral-2020 realizada por el Consejo General, donde se recogen los datos de la evolución de la salud bucodental de la población de 1993 a 2020.

La salud oral en España se estabiliza y no registra cambios en el último lustro [Dentistas Castellón]


portada

Madrid, 13/01/2021. El Consejo General de Dentistas ha publicado la Encuesta de Salud Oral 2020, el sexto estudio epidemiológico de ámbito nacional donde se recogen los datos de la evolución de la salud bucodental de la población de 1993 a 2020, con el fin de vigilar la evolución de las tasas de morbilidad.

Los objetivos de este estudio son:

- Realizar una encuesta, tipo pathfinder, según las recomendaciones metodológicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre el estado de salud bucodental y necesidades de tratamiento a nivel nacional.

- Comparar los resultados con los obtenidos en las anteriores encuestas de 1993, 2000, 2005, 2010 y 2015.

"Ante la ausencia de iniciativas públicas que se responsabilicen de evaluar el estado de salud oral mediante encuestas epidemiológicas, el Consejo General de Dentistas ha venido asumiendo, y continúa haciéndolo, esta labor de vigilancia sanitaria. Sin ninguna duda, los interesantes y valiosos resultados de estas encuestas permitirán avanzar en la toma de decisiones en política sanitaria bucodental", ha explicado el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro.

A lo largo de estas tres décadas (1993-2020) los datos más significativos han sido:

Caries dental
La caries se mantiene estable en dentición temporal en el grupo de 5‑6 años. Uno de cada 3 menores presenta caries a esas edades, y solo 3 de cada 10 dientes temporales cariados reciben tratamiento dental.

En el grupo de adolescentes, de 12 y 15 años, se aprecia una clara disminución de la caries en dentición permanente. Si en 1993 el 70-80% de los jóvenes presentaban caries, en la actualidad estas cifras son del 30-35%. Asimismo, el grado de asistencia dental ha aumentado: en 1993 el 40% de los dientes con caries eran restaurados y en la actualidad esta cifra es del 70-73%.

En cuanto a los adultos, tanto en los jóvenes (35-44 años) como en los mayores (65-74 años) la caries afecta a la práctica totalidad de la población. Sin embargo, se aprecia una clara disminución de la media de dientes afectados, de 11 a 7 en adultos jóvenes y de 21 a 15 en mayores. Actualmente, el 63% de los dientes afectados en el grupo de 35-44 años han recibido tratamiento (27% en 1993), pero solo 2 de cada 10 dientes cariados han recibido tratamiento restaurador en el grupo de adultos mayores.

Enfermedad periodontal
El análisis de la enfermedad periodontal en los adultos muestra que, en 1993, entre el 50-56% presentaban bolsas periodontales, cifra que en la actualidad se ha reducido al 25-34%. Igualmente, en esta última encuesta se detecta que el 8% de los adultos jóvenes y el 12% de los adultos mayores presentan bolsas periodontales severas.

En términos globales, la salud oral en España se encuentra estabilizada respecto a la anterior encuesta de 2015. En cuanto a la posible influencia del nivel socioeconómico, se aprecia una relación en el aumento de caries, con peores resultados en los niveles más bajos, pero no en los procesos periodontales.

El Consejo General de Dentistas recuerda a la población la relación que existe entre la salud bucodental y la salud general, de ahí la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene oral, alimentación y de acudir al dentista de forma periódica, al menos, una vez al año.

CONSULTA LA ENCUESTA COMPLETA


Clínica Dental Silvia Zubia precisa incorporar un/a odontólogo/a [Dentistas Alava]


Clínica Dental Silvia Zubia precisa incorporar un/a odontólog/a. Ubicada en Vitoria-Gasteiz con las últimas tecnologías digitales. Funciones: Serán las propias del puesto.Odontología generalista. Experiencia: Se valorará experiencia. Otros datos: Jornada completa o días alternos.Incorporación inmediata. Interesados enviar C.V. a info@clinicadentalsilviazubia.com Fecha de recepción: 13/01/2021.

martes, 12 de enero de 2021

Cómo conseguir que los niños tengan una buena salud bucodental [Dentistas Valencia]


Los padres son los responsables de que los niños tengan una buena salud bucodental durante la infancia, por lo que deben transmitirles a los mismos la disciplina de cepillarse los dientes todos los días y evitar el consumo de dulces que puedan favorecer la aparición de la caries dental.

Al igual que se aprende a leer, a escribir o a sumar, los padres también deben enseñar a sus hijos cuáles son las claves para mantener una buena higiene dental y prevenir la aparición de enfermedades bucodentales.

La caries, el principal enemigo de los más pequeños

Según la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP), la caries dental ya es la enfermedad crónica de nuestro país más frecuente en la infancia, sobre todo en aquellos que cursan preescolar.

Esta enfermedad se produce por el consumo excesivo de azúcares y por falta de una buena higiene dental tras el consumo de este tipo de alimentos. Cabe destacar que aquellos niños que presentan caries en los dientes temporales, tienen un mayor riesgo de experimentar múltiples caries en la dentición permanente.

Además de las caries, también existen multitud de enfermedades dentales que pueden afectar gravemente a la cavidad oral de los más pequeños de la casa, por eso la prevención y la educación se hacen clave en los primeros años de vida de nuestros hijos.

¿Cómo saber si mis hijos tienen una mala higiene dental?

Pero, ¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene una buena o mala salud bucodental? Además de llevarlo al dentista con frecuencia, también debes vigilar que en la cavidad oral de tus hijos no se produzcan las siguientes señales de alarma:

  1. Encías de color rojizo e incluso amoratada. Una encía sana siempre es de color rosada
  2. Hinchazón, malformación de la encías y pérdida de la misma alrededor del diente
  3. Sangrado de la encía durante el cepillado
  4. Mal aliento
  5. Sensibilidad dental

Trucos para que tus hijos tengan unas encías saludables

Desde la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) nos dan una serie de pautas a seguir si queremos que las encías de los más pequeños del hogar se conserven intactas con el paso del tiempo.

1. Enséñale a tus hijos cómo cepillarse correctamente.

El cepillado es clave para la prevención, por eso debes poner especial esmero en que tu hijo aprenda por sí solo a realizarse una buena higiene dental. Indícale que para mantener una buena higiene dental es necesario cepillarse los dientes, al menos, dos veces al fría.

Además, también sería conveniente que le mostrases cómo saber si tiene unas encías sanas o no. Recuerda que una encía sana es aquella que es rosada, firme y que no sangra durante el cepillado.

2. Acaba con los malos hábitos

Durante la niñez se adquieren varios hábitos que pueden ser dañinos para la salud bucodental de los más pequeños de la casa. Chuparse el dedo, mordisquear un bolígrafo o comer chucherías todos los días son tres de las causas más frecuentes de malformaciones en la cavidad oral, astillamiento en los dientes y aparición de caries.

La educación es clave para conseguir que nuestros hijos tengan una buena salud bucodental en la edad adulta.

3. Visita de manera periódica al dentista

Llevar a nuestros hijos al dentista cuándo son pequeños tiene innumerables beneficios para ellos. Además de evitar que le cojan fobia a los dentistas en la edad adulta, también conseguirás que adquieran el hábito de ir cada seis meses al dentista para realizarse una higiene dental o simplemente para acudir a una revisión general.

Recuerda que tu dentista también puede ayudarte a detectar posibles enfermedades bucodentales y a cuidar de la salud bucodental de los más pequeños. Visítalo.

La entrada Cómo conseguir que los niños tengan una buena salud bucodental aparece primero en Blog ICOEV.


sábado, 9 de enero de 2021

TU CARA ES UN MAPA [evidientemente]


La mayoría de los problemas de crecimiento y desarrollo del macizo orofacial (¿de qué otros macizos creéis que hablo, taradas?) se pueden detectar muy fácilmente si los conoces y tienes en cuenta.

Estos asuntos que os voy a poner por aquí son indicadores de que algo puede estar fallando, y cuanto antes se identifique y se trate, menos repercusiones a largo plazo habrá.

.- Boca entreabierta a lo largo del día y/o de la noche. Ya os lo he dicho en otras ocasiones: la boca es un esfínter, y debe estar cerrado. Que si has ido a coger el autobús y os habéis pegado una carrera, lo normal es durante un rato coger aire por la boca. Pero un rato. Luego ya no. Y al dormir, desde luego no. Y un bebé que duerme con la boca abierta es porque algo le pasa que no la puede cerrar. La boca abierta "cuelga" de la cabeza haciendo que toda la cara crezca hacia abajo, en lugar de hacia delante. Si tienes la boca entreabierta, haz la prueba, déjala abierta como dos centímetros y verás que, para poder respirar mejor, te ves en la obligación de echarla hacia atrás para "enderezar" la vía aérea. Es lo que hace mucha gente en la cama, una hiperextensión del cuello para facilitar el paso de aire (o muchos niños, que duermen en posturas inverosímiles). Y por cierto, que eso hace que te aumente la frecuencia cardiaca y la tensión arterial…

La mejor manera de mantener la boca cerrada en reposo es trabajando adecuadamente la musculatura masticando alimentos duros, consistentes, fibrosos. Es como en otras áreas: si vas al gimnasio y tienes la espalda fuerte es más fácil que cuando estés sentado trabajando puedas conservar una correcta postura corporal.

.- Hábitos al succionar: es muy frecuente el hábito de chuparse el labio inferior, de morderlo, de empujarlo hacia dentro con los dientes de arriba. Muchas criaturas lo hacen constantemente casi sin darse cuenta. Observa en las fotos que le haces, si suele tener los dientes de arriba sobre el labio inferior; y también al comer: si empujan la comida sobre el labio inferior con los dientes superiores, arrastrándola hacia dentro. Así en realidad lo que hacen es una fuerza constante sobre la mandíbula, impidiendo que ésta alcance su sitio normal respecto al maxilar superior. Ojo: los dientes van a su sitio gracias al equilibrio entre la fuerza del labio y de la lengua. No tienen motor, no tienen GPS, son unos mandaos. Y ya sabemos… el que manda, manda aunque mande mal. Como la lengua y el labio manden mal, vamos listos.

.- Inicio de la AC antes de que el organismo esté preparado: succionar es muy distinto de tragar. Cuando un bebé aún no está preparado para comer "de verdad", seguirá colocando la lengua ENTRE las encías de arriba y abajo en vez de DETRÁS de los dientes. ¿Os habéis fijado cómo es el agarre de un bebé al pezón?: no se parece en nada al agarre de un bocadillo de jamón… pero nos encontramos que muchos niños en vez de dar un mordisco con los dientes, diente contra diente, lo que hacen es desgarrarlo sujetando con la lengua la parte inferior del bocado, que es lo que hacen muchos niños que utilizan tetinas. Por tanto, para desarrollar un correcto patrón de deglución es importante hacer desaparecer las tetinas lo antes posible y dejar que el bebé vaya experimentando, ayudado de sus propias manos, texturas, tamaños, sabores, olores y colores. Que compagine la teta, que seguirá ayudando a corregir la retrognacia fisiológica, con la comida masticable, que desarrollará lateralmente los huesos y el paladar.

.- Ausencia de espacios entre los dientes de leche: los dientes definitivos son un tercio más grandes que los de leche. Si los de leche a los 5 años están juntitos ¿cómo van a caber los definitivos? Pues mal, mal, no puede ser de otra manera. Si te dicen que vas a tener familia numerosa, dónde vas con un Clío, alma de cántaro, que no te van a caber las sillitas (ACM, of course). Pues la solución es cambiarte de coche ANTES de que nazcan los nenes ¿no? Lo mismo aquí. No es normal tener los dientes juntos. Deben existir esos espacios llamados "diastemas". ¿Os vais dando cuenta de lo que sufre un odontopediatra cuando ve fotos de niños por ahí, en anuncios, en vídeos, durmiendo con la boca abierta y mostrando dientes juntitos. Es un sinvivir, lo prometo.

.- Siguiente paso: apiñamiento en los dientes definitivos: lo dicho: si los dientes de leche estaban juntitos, y se han ido cayendo, los siguientes están apiñados. Y ahí lo vemos, uno más o menos en su sitio, el otro por detrás, que no quiere salir en la foto, el otro ya directamente de perfil como diciendo "a mí no me saques así". Y ahí vamos, con el dos por uno: para que salga un diente, se tienen que caer dos.

.- Ojos "caídos": lo vemos mucho también esto. Niños que en reposo con los ojos abiertos, se les ve "lo blanco del ojo" junto al párpado inferior. Es signo de que el maxilar superior no está creciendo correctamente hacia delante, sino hacia abajo. Se alarga el tercio medio de la cara como consecuencia de un déficit masticatorio-respiratorio. El ángulo externo del ojo no es soportado correctamente por el hueso y aparece caído, dando un aspecto tristón a la cara. Suele unirse a palidez en el rostro, cansancio, ojeras, mejillas aplanadas.

.- Barbilla retrasada: fíjate si el mentón de tu hijo o hija está más retrasado que el de otros niños de su edad. El mentón retrasado es un signo de retrognacia. Estéticamente también afecta porque, entre otras cosas, en adultos, es responsable de que la papada sea muy evidente. Fíjate también si al mantener la boca cerrada, el músculo de la barbilla adquiere un aspecto de bola de golf, como con hoyitos: eso es indicativo de que los labios no funcionan bien y tiene que tirar de esos músculos para mantener la boca cerrada y/o para tragar.

.- Mentón prominente: muy característico de niños "movidos". Ojo si tu peque tiene el hábito de mover la mandíbula hacia delante. Puede ser que no sea nada pero también puede que ese hábito unido a una posición baja de la lengua, facilite el desarrollo excesivo de la mandíbula dando lugar a una maloclusión. Esto, a diferencia de otras alteraciones, sí tiene un componente genético marcado, y cuanto antes se coja, mejor.

.- Se le ven mucho las encías: una sonrisa en la cual las encías se ven mucho más que los dientes indica un crecimiento vertical excesivo. Otra vez la misma historia: el maxilar en vez de crecer hacia delante está creciendo hacia abajo. La cara "se cae", y no de vergüenza precisamente. Se escurre, como si se derritiera.

.- Ahora coge una regla y vamos a medir la línea indicadora superior: mide la distancia que hay desde la punta de la nariz hasta el borde del incisivo superior: en general para las niñas es 21 + la edad y para los niños 23 + la edad (por ejemplo, para un niño de 7 años lo normal de esta línea serían 30 mm). Con esta medida podemos objetivar si el crecimiento de la cara está siendo hacia adelante, garantizando que muelas y dientes quepan en su sitio, que labios y lengua estén haciendo bien su función, o todo lo contrario.

Hay muuuuuchos signos más: un estudio detallado del rostro nos dará muchas claves: frente, ojos, labios, mejillas, nariz, lengua… Una sola foto de frente nos permite "leer" un montón de datos acerca de cómo está teniendo lugar el crecimiento. Normalmente sólo mirando al paciente según entra en la consulta, o cómo está sentado en la sala de espera ya nos da para hacernos una idea. No es magia. En Medicina muchos datos los obtenemos observando y escuchando al paciente, muuuuuuuucho antes de ordenar TACs, resonancias, o analíticas.