miércoles, 16 de marzo de 2016

El cáncer oral provocará 1.200 muertes en España en 2016 porque el 85% de los casos se detecta en fase tardía [Dentistas Castellón]

PRESENTACION
Presentación del ‘Atlas de la Salud Oral’ con motivo de la celebración, el 20 de marzo, del Día Mundial de la Salud Bucodental. De izquierda a derecha Óscar Castro, Patrick Hescot y Juan Carlos Llodra.

Madrid, 16/03/2016.- Por aquí empieza todo, cuerpo sano, boca sana es el lema elegido este año por la Federación Dental Internacional (FDI) para celebrar el Día Mundial de la Salud Oral. Y es que cada vez son más las evidencias científicas que demuestran la estrecha relación entre salud bucodental y salud general, según se recoge en El desafío de las enfermedades bucodentales. Atlas de la Salud Oral, presentado este pasado martes en el Consejo de Dentistas.

Muchas enfermedades sistémicas incrementan el riesgo de sufrir enfermedades bucodentales, como las enfermedades periodontales en pacientes diabéticos. De la misma manera, una pobre salud bucodental afecta a otras enfermedades generales, como neumonía, infecciones cardiacas o enfermedades cardiovasculares.

El Atlas analiza los principales desafíos a los que se enfrenta la Odontología en los diferentes continentes y las desigualdades al acceso de los tratamientos orales. En cuanto al coste que asume el paciente, destaca España, con el 96% de coste privado, frente a otros como Dinamarca con un 70% o Francia con un 28%.

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino; el presidente de la Federación Dental Internacional, Patrick Hescot y el secretario general del Consejo de Dentistas, Juan Carlos Llodra, presentaron ayer las principales conclusiones del Atlas de la Salud Oral. Esta publicación pone de manifiesto los desafios a los que se enfrentan la Odontología y cómo los hábitos sociales, como el aumento del consumo de azúcar, el tabaco o el alcohol están incrementando la incidencia de enfermedades orales.

La situación actual requiere que, con urgencia, se promuevan acciones de prevención, se aumente la cartera de servicios públicos para aligerar el coste que asume el paciente (el 96% del coste del tratamiento, que sitúa a España a la cabeza de UE en gasto privado en Odontología) y se fomenten campañas de concienciación sobre la importancia de una correcta salud oral para la salud general.

Para Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, "esta publicación pone de manifiesto que una amplia proporción de la carga de patología bucodental continúa siendo no tratada y las enfermedades bucodentales reciben muy pocos recursos para la vigilancia, prevención, tratamientos e investigación".

Por su parte, el presidente de la Federación Dental Internacional, Patrick Hescot, ha mostrado su apoyo a la labor desempeñada por el Consejo: "Desde la Federación Dental Internacional pedimos a las Autoridades Sanitarias españolas que trabajen junto al Consejo General de Dentistas para mejorar el marco regulatorio que rige las clínicas dentales y también la publicidad sanitaria porque los dentistas tenemos pacientes, no clientes".

ATLAS: PRINCIPALES ENFERMEDADES Y RELEVANCIA
-Caries:
La caries dental es la enfermedad crónica más extendida en el mundo y constituye un reto importante en salud pública. En España, 371 millones de dientes están afectados por esta enfermedad (el 86.5% de los mayores de 12 años tienen alguna caries). Reducir la ingesta de azúcar, promocionar el uso de floruros o mejorar los servicios de atención bucal primaria reduciría significativamente la carga de la enfermedad.

-Gingivitis:
Las enfermedades periodontales, como la gingivitis, resultan reversibles en la mayoría de pacientes, sin embargo, en España, 8 millones de adultos la padecen, de los cuales 2 millones acusan ya la enfermedad de manera severa. Concienciar sobre la importancia de un estilo de vida saludable, minimizando los riesgos como el alcohol o el tabaco, son claves para su abordaje.

-Cáncer oral:
El cáncer oral afectará a 5.000 nuevos pacientes en España durante este año causando 1.200 muertes. La mitad de los casos podrían evitarse con una detección temprana, sin embargo, el 85% de los casos se diagnostica en estadios tardíos. El cáncer oral afecta principalmente a hombres de mediana edad, aunque cada vez se registran más casos entre mujeres y jóvenes. Promover acciones de concienciación para fomentar la detección precoz resulta clave.

-Traumatismos orales:
Los traumatismos orales son muy comunes y pueden ser prevenidos mejorando las políticas de salud pública y dando a conocer los riesgos relacionados con la violencia, el deporte y la seguridad vial. En España, 335.000 menores de 12 años han sufrido fracturas dentarias. Además, llama la atención que el 39% de las fracturas dentarias que se producen en el Europa son causadas por violencia doméstica, por lo que los dentistas pueden jugar un papel importante en este gravísimo problema de salud pública.

En las enfermedades orales existen factores de riesgo, como la edad, el sexo y las condiciones hereditarias, que son intrínsecos a la persona y no se pueden cambiar. Sin embargo, existen otros que están sujetos a los comportamientos y estilos de vida, como una dieta poco saludable, particularmente aquella alta en contenido de azúcar; el consumo de tabaco y el consumo poco saludable de alcohol. Limitar y controlar su consumo así como promover hábitos de vida saludables son clave para controlar la incidencia de las enfermedades orales.

Relación entre nivel socioeconómico y salud oral
El Atlas de la Salud Oral revela además la correlación entre el nivel socioeconómico y la salud oral, debido al coste privado que asume el paciente (el 96%). La OMS calcula que las enfermedades orales ocupan el cuarto puesto en coste por tratamiento, por lo que facilitar el acceso de los ciudadanos a la atención primaria en Odontología, mejorando la cartera de servicios públicos, e incluir la rehabilitación oral en pacientes en riesgo de exclusión es clave para solventar estas diferentes.

El coste de los tratamientos de las enfermedades bucodentales es muy elevado (79 billones de euros en la UE, mientras que solamente en Estados Unidos, se gastaron más de 110 mil millones de dólares). Ocupa el tercer puesto en costes directos (público y privado), solo por detrás de enfermedades cardiovasculares (137 bm) o diabetes (105 bn) y por delante de otras como el cáncer (51 bn) o el Alzheimer (71 bn).

Principales conclusiones del Atlas de la Salud Oral
-La caries dental y la enfermedad periodontal son las enfermedades orales más comunes, sin embargo, son en gran medida prevenibles
-Muchas enfermedades sistémicas incrementan el riesgo de enfermedades bucodentales
-La caries dental es el proceso más frecuente de las 291 enfermedades más comunes en el mundo. En España, hay 371 millones de dientes afectados por la caries.
-Debido al elevado consumo de azúcar, la incidencia de la caries en niños de 12 años es más alta en países con renta per cápita media.
-La enfermedad periodontal afecta a 743 millones de personas en el mundo. En España, el 30,7% de los adultos presentan enfermedad periodontal.
-En 2016, cerca de 1.200 españoles morirán debido al cáncer oral. Muchos de estos casos serían evitables con una detección precoz.
-El Noma afecta principalmente a niños del África subsahariana. Es una enfermedad rápidamente progresiva, destructiva y frecuentemente letal.
-12 de cada 10.000 nacidos vivos en el mundo tienen una enfermedad congénita. En India se estima que cada día nacen 100 bebes con esta anomalía y la mayoría no sobrevive.
-En España, 335.000 menores de 12 años han sufrido fracturas dentarias.
-Los factores de riesgo modificables de las enfermedades bucodentales son: una dieta poco saludable, particularmente aquella alta en contenido de azúcar y el consumo de tabaco y alcohol.
-El consumo mundial de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años.
-El consumo de tabaco es la causa más común de muerte prevenible en el mundo.
-El alcohol es el tercer factor de riesgo principal para la discapacidad en el mundo desarrollado, después del tabaco y la hipertensión.
-El 52 por ciento de los adultos mayores de 18 años presenta sobrepeso u obesidad.