sábado, 8 de abril de 2017

El Colegio de Dentistas de Castellón reactiva su campaña para incidir en la prevención como blindaje de la salud oral [Dentistas Castellón]


CONSEJOS

Castellón, 08/04/2017.- Bajo el firme convencimiento de que la prevención es la mejor cura y la base de una buena salud, el Colegio Oficial de Dentistas de Castellón (CODECS) ha acordado, a través de su Junta de Gobierno, relanzar dentro de este primer semestre del año la campaña de sensibilización ciudadana que acercó a la población en la recta final de 2016. Así, quiere incidir en la importancia de la prevención para conseguir y mantener una buena salud bucodental y evitar, mediante revisiones periódicas, la aparición de enfermedades sistémicas o su tratamiento "a tiempo".

Bajo el lema Prevenir es curar. Cuida tu boca, cuida de ti, el organismo colegial quiere explicar a la ciudadanía por qué disfrutar de una buena salud general empieza por tener una boca sana tomando como base los últimos estudios realizados en este campo, y que apuntan a la relación existente entre los factores de riesgo que pueden generar enfermedades orales y los que provocan las principales enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer, derrames cerebrales, enfermedades mentales, enfermedades de corazón, obesidad o diabetes.

El CODECS recuerda que el primer paso para blindar la salud oral es prevenir, y "visitar periódicamente a tu dentista es la clave, dos revisiones anuales pueden evitar la aparición de caries y gingivitis, las patologías más frecuentes, pero también ayudan a controlar lesiones precancerosas", entre otras. A ello suman que la supervisión de un profesional de la odontología "es necesaria también en los menores".

La campaña refuerza su mensaje con un díptico informativo con cinco consejos para prevenir patologías bucodentales, que pueden "resultar obvios pero que muchas veces no ponemos en práctica en nuestro día a día". Son: visitar periódicamente al dentista, con revisiones dos veces al año; aplicar, y mantener, una correcta higiene bucal diaria; cuidar la alimentación; evitar el tabaco; e instruir al paciente para que sepa detectar las señales de alerta "que indican que algo no va bien" para poder poner solución a tiempo.