lunes, 10 de abril de 2017

Organizamos una ruta guiada por el Parque Rural de Anaga, Reserva de la Biosfera [Dentistas Santa Cruz de Tenerife]


La última edición de Odontología y Aventura, que organizó la Comisión Científica del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, reunió a un grupo de quince dentistas, amigos y familiares que pudieron disfrutar de la riqueza natural del Parque Rural de Anaga, Reserva de la Biosfera, en una excursión guiada, que partió del caserío de La Cumbrilla para desembocar en Chamorga.

La Cumbrilla es un caserío en el que apenas viven hoy seis personas. Tal como explicó la guía a los caminantes, la carretera comenzó a construirse en los años 70. La presencia de barrancos y acantilados y la lejanía respecto a los principales núcleos de población hace pensar en la valentía de quienes construyeron su vida en estos parajes, para los que obtener avituallamiento o acudir a un  médico podía suponer horas de caminata por senderos. Tras cruzar este caserío, nuestro grupo se introdujo en el bosque de laurisilva, en el que disfrutó de las especies endémicas, como de las llamativas flores naranjas del bicácaro o de los verodes en floración.

El grupo de senderistas continúo la ruta, de unos siete kilómetros, hasta alcanzar las Casas de Tafada, donde aún pueden observarse las ruinas de esta construcción del siglo XVIII que sirvió de granero y almacén de papas y que, tal como nos explicó la guía, se utilizaba también para avistar, y por tanto poder avisar a los habitantes de los caseríos, de la llegada de barcos a la costa. A continuación, los participantes en esta excursión pudimos disfrutar de una vista impresionante de los acantilados en Punta de Anaga y del faro e, incluso, de la presencia de alguna cabra que, feliz, disfrutaba del pasto en el lugar.

Una vez avistado el mar, el grupo se dirigió  de nuevo al interior para alcanzar el caserío de Chamorga, donde residen 47 personas y meta de esta ruta que se caracterizó por un día soleado, de temperatura agradable, que permitió disfrutar de un paisaje natural que impactó a los excursionistas.

Las flores de los bicácaros nos acompañaron durante la ruta a través del bosque de laurisilva.

Colegiados, familiares y amigos disfrutaron de esta excursión organizada por la Comisión Científica del Colegio.
El faro de Punta de Anaga.