martes, 16 de mayo de 2017

Un viaje por el legado fotográfico de dos castellonenses de finales del XIX pioneros de la odontología [Dentistas Castellón]


ftografos dentistas
Castellón, 16/05/2017.- Con motivo de la celebración del Festival Imaginària 2017 de Fotografía, la Fundación Caja Castellón, con la colaboración de la Diputación de Castellón, el Ayuntamiento de Castellón y la Universitat Jaume I presenta la exposición del Legado Nicolau: Memoria visual de dos aficionados a la fotografía en Castellón desde 1900 a 1950 en Sala San Miguel de Castellón (calle Enmedio, 17). El acto de inauguración de esta exposición tendrá lugar este martes, 16 de Mayo, a las 19.30 horas. La muestra se podrá visitar hasta el 30 de junio, en horario de lunes a sábado.

En esta exposición se muestra el trabajo de dos castellonenses de finales de siglo XIX y de la primera mitad del XX, profesionales de la medicina y pioneros de la odontología, Antonio Nicolau Sorribes (1855-1926) y su hijo Juan Antonio Nicolau Fabregat (1882-1975), que vivieron intensamente el amor por la novísima afición que, en aquellos tiempos, era la fotografía.

Estamos hablando de una época en la cual los revelados en estudios caseros y la búsqueda de material fotográfico de calidad era una gran aventura no exenta de alto coste. Gracias al celo de conservación de la familia Llopis Nicolau, descendentes de los dos fotógrafos, este legado ha llegado a nuestros días en forma de negativos en gelatina y bromuro de plata sobre vidrio, copias en papel directo de fabricación industrial de gelatina o colodión, negativos en película e imágenes en papel de revelado que van de 1900 a 1950, además de una interesante colección de las cámaras fotográficas que usaron.


Todos los sectores sociales

Las imágenes nos muestran todos los sectores de la sociedad, revelando no solamente quién eran los retratados, sino también las modas y costumbres de la época y de Castellón. Podemos descubrir sus entretenimientos e intereses por medio de las fotografías de fiestas, o actos políticos, culturales, religiosos y deportivos. Del mismo modo nos permiten conocer adelantos técnicos como los primeros vehículos mecánicos, o contemplar el aspecto que tenía Castellón y las transformaciones que fue desarrollando.

Con motivo de esta exposición las fotografías y clichés originales se han escaneado y restaurado durante dos años y se ha podido conseguir un conjunto de más de mil imágenes que se presentan en esta muestra de la sala de exposiciones San Miguel de la Fundación Caja Castellón. Por desgracia pocas imágenes se han podido conservar de Antonio Nicolau, que podríamos datar entre 1900 y 1930. De Juan Antonio Nicolau nos han llegado unas 3.000 imágenes, fundamentalmente de 1938 a 1950, que se presentan agrupadas en cuatro áreas temáticas: Castellón ciudad, La Plana de Castellón, Fiestas de la Magdalena y Puerto y Grao.

La invención de la fotografía, y su posterior evolución técnica, fue un hecho que transformó la sociedad del siglo XIX al democratizar el retrato que hasta entonces había sido exclusivamente pictórico y, por lo tanto, privativo de las clases altas; además, desde su aparición, fue testigo de muchos acontecimientos políticos, sociales y culturales que quedaron grabados en imágenes por siempre jamás. Por esa circunstancia esas imágenes fueron guardadas y archivadas como fuente de información para el conocimiento histórico.

Por su valor como fuente para la historia y como parte de nuestro patrimonio cultural, la fotografía tiene que ser conservada y difundida. Por eso es importante la recuperación de fondos que se encuentran en peligro de dispersión o desaparición y se consideran importantes para el estudio de la fotografía de nuestra ciudad en el más amplio espectro. Esta exposición de la Fundación Caja Castelló plantea, pues, la necesidad de velar por la conservación y puesta en valor de este patrimonio fotográfico que nos han transmitido nuestros antepasados antes de que desaparezca.