jueves, 1 de junio de 2017

El 85% de las muertes por cáncer oral podrían evitarse con pruebas diagnósticas tempranas como una biopsia oral [Dentistas Castellón]


CUADRO TABACO

Madrid, 31/05/2017.- Cada año 6 millones de personas en todo el mundo mueren por culpa del tabaco. La boca es la primera parte del cuerpo en la que se advierten sus efectos: aumento del riesgo de padecer cáncer oral, enfermedad periodontal, halitosis y otras lesiones orales. Además, complica los tratamientos bucodentales y empeora el pronóstico en muchos casos. Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, el Consejo General de Dentistas recuerda los principales efectos que tiene el tabaco en la salud oral de los fumadores.

La vinculación entre el riesgo de desarrollar cáncer oral y el consumo de tabaco está científicamente demostrada. En España, mueren 1.200 personas al año por este tipo de cáncer que, con una detección precoz, tiene una alta tasa de supervivencia. En la actualidad, el 85% de las muertes por cáncer oral podrían haberse evitado con pruebas diagnósticas tempranas, como una biopsia oral. Este examen, que puede realizar el dentista, es el mejor medio para saber si una lesión oral es un cáncer, con lo que podremos tener un diagnóstico precoz y aumentar las probabilidades de curación.


Halitosis, enfermedad periodontal o daños en el esmalte

Asimismo, el tabaco está asociado a enfermedades en las encías y problemas periodontales. De hecho, cuando el fumador se somete a un tratamiento periodontal, las complicaciones postoperatorias son más frecuentes y sufren una recuperación más lenta.

El tabaco también juega un papel crucial desde el punto de vista estético, ya que tiñe los dientes -incluso las prótesis-, provoca manchas en las encías, retraso en la cicatrización de las heridas bucales y es un factor de riesgo para los portadores de implantes dentales, que pueden sufrir inflamación en los tejidos que rodean el implante.

Del mismo modo, los fumadores ven disminuida su capacidad para distinguir olores y sabores. Una vez que cesa el consumo de tabaco, esta pérdida se recobra paulatinamente y los ex fumadores van recuperando la percepción de los olores y sabores. Igualmente, es habitual que los fumadores sufran halitosis.

 

El papel del dentista
El dentista es un profesional médico que puede ayudar a dejar de fumar desde su consulta. El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, recuerda que los dentistas y sus equipos pueden ayudar eficazmente a los pacientes a dejar de fumar y explicar la relación del tabaco con las enfermedades bucodentales".