jueves, 20 de julio de 2017

Isabel Camps: "No formarse es la muerte de cualquier odontólogo, incluso a corto plazo" [Dentistas Castellón]


La doctora Isabel Camps Alemany.
La doctora Isabel Camps Alemany.

Castellón, 20/07/2017.- Isabel Camps es estomatóloga, doctora en Medicina y Cirugía y la primera mujer que ha ocupado la presidencia del Centro de Estudios Odonto-Estomatológicos de Valencia. Un cargo en el que acaba de relevarle Primitivo Roig. Este trimestre, todavía como presidenta de la histórica institución, ha visitado el Colegio Oficial de Dentistas de Castellón para impartir el curso 'Materiales de relleno para la remodelación de los tejidos blandos peribucales', con el objetivo de dar a conocer procedimientos estéticos que proporcionan "una mejora de la cara y de la sonrisa en un momento social donde la estética y las técnicas anti-aging tienen gran importancia". En esta entrevista abordamos con ella el papel de la mujer en la profesión odontológica, los nuevos perfiles de dentistas, los retos a los que se enfrenta la profesión y la importancia de la formación continuada en ella. Es "imprescindible", asegura.

-La relación entre el CODECS y el Centro de Estudios desde el punto formativo es sólida y fluida. ¿Es la primera vez que visita el Colegio?
-No. He venido varias veces y siempre he sido bien recibida, por lo que me he sentido como en casa. La relación entre el Centro de Estudios y el Colegio de Castellón es fluida y con las personas que lo dirigen es entrañable y cordial. A ambos nos une el interés por mantener actualizados a los colegiados en nuevas terapias y tecnologías.

-La formación continuada es clave en cualquier profesión. ¿Más aún en la Odontología?
-Yo diría que más que la clave, es imprescindible. La Odontología es una ciencia médica en constante evolución y esto, junto a la competitividad profesional, exigen una constante actualización. No formarse es la muerte de un odontólogo, incluso a corto plazo.

-Ya ha hecho historia al convertirse en la primera presidenta, mujer, del Centro de Estudios. ¿Le molesta que se haya hecho hincapié en su condición de mujer-presidenta, que resulte en cierto modo 'anecdótico' que una mujer presida una institución liderada históricamente por hombres?
No me molesta para nada. En alguna ocasión he dicho que ser mujer no es un mérito, sino una condición que le da un toque diferente a cualquier profesión y en este caso en el que ya hay una mayoría de odontólogas, sobre todo en las promociones más jóvenes, puede ser importante. La Odontología se veía socialmente como una profesión de hombres por cuanto se interpretaba como necesario el uso de la fuerza, en especial para técnicas quirúrgicas y extracciones dentales. Las cosas han cambiado y el estudio de un buen diagnóstico, el uso de tratamientos más precisos y delicados y cada vez más el uso de nuevas tecnologías, unido a que en las aulas de las universidades hay muchas más mujeres que hombres, hacen que no sea una profesión de hombres hoy por hoy.

-¿Qué le animó a ocupar la presidencia y cómo ha afrontado el reto?
-Yo ya conocía la institución desde dentro, ya que mi marido había sido presidente hace unos años y un poco se contagia el interés y se va conociendo su funcionamiento. No obstante en los últimos años la oferta de cursos de formación de diversa índole es tan amplia que ha sido un reto conseguir mantener el interés de los socios, tanto de los más mayores como de los jóvenes.

-En su presentación tras la 'toma de posesión del cargo' decía que entre sus objetivos primordiales figuraba el de animar y motivar a jóvenes y mujeres odontólogas. ¿Por qué estos dos colectivos?
Porque es la franja de edad más numerosa, ya que salen gran número de odontólogos jóvenes de las universidades valencianas con muchísima información, muchas de las veces obtenida de forma virtual sin presencia física. Tener gente joven en la junta directiva me ha ayudado a ello.

-¿Ha cambiado el perfil del profesional de la odontología en los últimos años?
Muchísimo. En primer lugar porque está muy bien formado, no sólo desde la obtención del Grado, sino por la posibilidad de realizar un máster en todas las áreas de la Odontología, lo que lo vuelve más especializado, algo que sucede también en otras disciplinas médicas.
En segundo lugar, y desde el punto de vista laboral, el odontólogo actual es alguien que trabaja por cuenta ajena y no crea, en la mayoría de los casos, su propia consulta.
En tercer lugar, vive un momento de mucha competencia profesional, a veces desleal, generando problemas que fuerzan a alguno de ellos a emigrar a otros países

-Habla de nuevas tecnologías, de odontología no invasiva, de redes sociales, de márketing…. ¿Son herramientas con las que la Odontología debería familiarizarse? ¿Se ha avanzado en estas cuestiones?
-La Odontología Mínimamente Invasiva debe ser impartida dentro de los estudios de Grado para que se tenga conciencia de ella y en ese sentido aún queda mucho por hacer. Las redes sociales son las más conocidas por la gente joven y nosotros debemos saber manejarlas y usarlas frecuentemente. En cuanto a las nuevas tecnologías, éstas son las que hacen a la Odontología una ciencia más precisa y más exacta pero, de nuevo, necesitan incorporarse un poco más en las asignaturas del Grado para que se conozcan y tienen el inconveniente de su coste elevado para ser utilizadas de forma generalizada. Poco a poco se conseguirá. Por eso me interesan.

-Y ya para finalizar, y ligado con la pregunta anterior: ¿cuáles son los retos a los que, a su juicio, se enfrenta la profesión?
-La competitividad profesional, muchas veces ligada a publicidad engañosa; el gran número de profesionales que egresan de las universidades y la constante evolución de materiales y técnicas.

 

ISABEL CAMPS ALEMANY
-Médico Especialista en Estomatología por la Universitat de València.
-Doctora en Medicina y Cirugía (Universitat de València).
-Profesora asociada de la asignatura de Biomateriales en el Grado de Odontología de la Universitat de València desde 1991.Ç
-Expresidenta del Centro de Estudios Odonto-Estomatológicos de Valencia.