martes, 17 de octubre de 2017

"La odontología digital es el presente y el futuro, con ella desaparece el mercantilismo en la salud" [Dentistas Castellón]


El doctor Ricardo López Carmona.
El doctor Ricardo López Carmona.

Castellón, 17/10/2017.- Con el doctor Ricardo López y su curso 'Odontología digital para todos', impartido el pasado 30 de septiembre, el Colegio Oficial de Dentistas de Castellón (CODECS) ha retomado su apuesta formativa tras el breve paréntesis estival. Colgó el cartel de completo. El tema del curso explica el atractivo para los dentistas que acudieron a la sesión intensiva. "La odontología digital es el presente y el futuro de la odontología", apostilla López. Con él hablamos de este presente y futuro inmediato, de la necesidad de introducir en las universidades la formación en odontología digital y del amplio abanico de posibilidades que abre a una profesión inmersa en una transformación constante.

-¿Es la odontología digital, ese concepto emergente de 'odontomática', el futuro de la profesión o estamos ya inmersos en esta fase?
"Es el presente y el futuro. Estamos en la era digital, y con ella cambia el concepto del trabajo clínico y muchos otros conceptos sociológicos, económicos… Con esta era digital, y dentro del marco que nos ocupa, podemos decir que desaparece el mercantilismo de la salud.

-¿Por qué?
El desarrollo de la era digital no es la globalización que nos han vendido, aquello de tener la fábrica en Asia porque se abaratan costes. Con la era digital, la fábrica, la producción, está en tu propia casa. El mercantilismo de la salud, cuyo exponente son algunas de esas grandes cadenas o franquicias centradas únicamente en el negocio, son los rescoldos de la era industrial, que está dando ya sus últimos coletazos. Ahora las clínicas dentales disponen de la máxima tecnología centrada en el paciente y no el beneficio.
Me gusta decir que la era digital se sustenta sobre profesionales artesanos que tienen en sus manos alta tecnología. Gente que puede producir con ella de forma personalizada, que controla la autoría del proceso y persigue la precisión, la rapidez y generar las menores molestias al paciente. La era digital es la de un dentista que lo hace absolutamente todo. Va a desaparecer la industrialización de la odontología.

-¿Cómo se consigue esto?
Es una odontología de nuevos instrumentos, no hay ciencia que no esté sometida a determinadas herramientas. La Odontología Digital es dependiente de los ordenadores, los dispositivos asociados (cámaras y escáner, sensores, impresoras 3D y talladoras CAM) y los programas ligados a ellos. Hoy las pinzas y los espejos ya no son lo básico. Son los ordenadores. No podemos abrir a un paciente con un hacha si estamos en el siglo XXI, sino con el bisturí, ¿no?
Hoy en día el diagnóstico y tratamiento con instrumentos antiguos es arcaico: existiendo el haz de cono (TAC maxilofacial) sería prehistórico no utilizarlo para el inicio de los tratamientos en la clínica. La cantidad de información es tan tremenda que el aporte es extraordinario. No se concibe que no se use de primeras en un paciente.

-Pero subirse al carro tecnológico llevará aparejado un coste elevado…
Es cierto. El sistema digital es muy costoso y mucha gente entra en él sin conocerlo a fondo. Pero existen tantas posibilidades con software e impresoras 3D de bajo coste… Sólo hay que saber utilizarlas. Tratamos de que la gente entre en la odontología digital conociendo el sistema, empezando por sistemas gratuitos que podrían incluso enseñarse en las universidades. Sin gastos y aprendiendo conceptos que todos deben saber. ¿Cómo es posible que haya dentistas que no sepan manejarse con los CD o DVD de los radiólogos, que miren placas de radiología al trasluz de un tac, que no sepan que existen visualizadores de imágenes DICOM…? A partir de ahí tienen una infinita posibilidad de estudio, de diagnóstico y de elaboración de un plan de tratamiento. Insisto, se puede sacar tanto partido a un software gratuito… Si no se conoce eso no está aprovechando al máximo. Y con impresores 3D de 300 euros puedes trabajar perfectamente. Sirve para el estudio de maquetas, la base para el trabajo definitivo.

-Paso a paso.
Los archivos digitales son la base para desarrollar más ampliamente otros sistemas. Muchos profesionales se meten en alta tecnología de cabeza, mientras nosotros abogamos por empezar con sistemas alternativos de bajo coste, aprovecharnos de ellos, aprender y avanzar. El software es tan poderoso… Conociendo esos programas ya tienes una gran ventaja. Que más adelante puedes elegir con criterio otra tecnología, adelante, pero no al revés.

-Habla de la necesidad de formar sobre odontología digital en las universidades…
Es fundamental. Resulta increíble que existiendo programas y dispositivos de código abierto y gratuitos, la universidad no los use antes que otros sistemas muy costosos.

-Precisamente su paso por Castellón ha tenido como objetivo dar a conocer esos sistemas alternativos.
Sí. Y que se conozca también la cirugía guiada, ligada a estas nuevas herramientas. Una cirugía mínimamente invasiva, que se hace por ordenador y que aporta muchos más beneficios para el paciente, porque causa menos dolor, porque te permite más margen de precisión, porque no dañas el nervio… Las ventajas son tremendas.

-Es vicepresidente de la Sociedad Española de Odontología Computarizada (SOCE) cuya misión es acercar y extender también los beneficios de esta nueva 'era' para la profesión.
A través de la SOCE empecé a dar estos cursos, a ir de colegio en colegio explicando esta materia. El objetivo es que la gente haga grupo y comparta conocimientos. Es una necesidad. Así podemos subir todos, avanzar lo más rápido posible compartiendo conocimientos. El próximo mes de enero celebraremos en Sevilla el Congreso Nacional de la Sociedad, el sexto, y esperamos que sirva para este fin, y para consolidarnos como una herramienta útil de conocimiento científico.

Ricardo López Carmona es Médico-Odontólogo; Diplomado por el Jurado Europeo de Implantología Máster en Rehabilitación Oral e Implantología por la Universidad de París; Postgrado en Periodoncia e Implantología (New York University); Máster en Oclusión y Prostodoncia, por la E.S.O.R.I.B; Máster en Ortodoncia Sistema Damon y Experto en Ortodoncia Digital Insignia-Damon.