miércoles, 16 de mayo de 2018

Cada vez más utilizados los cepillos dentales eléctricos [Dentista en tu ciudad]


En el ámbito dental el uso de la tecnología está a la orden del día. Ya es habitual oír hablar de cómo los dentistas recurren a cámaras intraorales o utilizan técnicas 3D aplicadas a los implantes dentales en Madrid. No iba a ser menos en el campo de la higiene dental, donde los usuarios también están apostando por  el uso de cepillos eléctricos frente a los tradicionales, aunque muchos se plantean ciertas dudas en cuanto a estos dispositivos, como si son estos más efectivos para la limpieza dental o cuáles recomiendan los dentistas.

Cuando nos planteamos adquirir un cepillo de dientes eléctrico vemos cómo existe una gran oferta de modelos disponibles en el mercado con diferentes rangos de precio y funcionalidades, desde los más sencillos hasta los dotados de las últimas innovaciones tecnológicas. De hecho, ya podemos encontrar cepillos eléctricos inteligentes con conexión bluetooth que permiten monitorizar el cepillado a través de aplicaciones móviles.

Sin embargo, sin tener en cuenta factores de gusto personal, los dentistas destacan que hay algunas características que resultan muy útiles para los usuarios y que sería recomendable tener en cuenta a la hora elegir modelo de cepillo eléctrico como, por ejemplo, que cuente con un sensor de presión para saber si cepillamos demasiado fuerte y un temporizador para saber si estamos cepillando en cada zona el tiempo adecuado.

Al igual que es recomendable renovar el cepillo de dientes tradicional cada tres meses o después de que nos realicen una limpieza bucal en la clínica dental, también debemos hacer lo mismo cuando utilicemos un cepillo eléctrico; en este caso sustituyendo el cabezal por uno nuevo, ya que sus cerdas también se desgastan y pierden eficacia con el tiempo.

En las consultas dentales es muy habitual escuchar cómo los pacientes preguntan a los dentistas: ¿es mejor el cepillo de dientes tradicional o el eléctrico? Desde la clínica dental en Argüelles InterORALIA explican que no es más o menos recomendable utilizar un cepillo eléctrico frente a uno tradicional, ya que la clave es que el paciente escoja el método con el que se sienta más cómodo y le permita realizar una correcta y exhaustiva limpieza bucal, además de ser constante a la hora de mantener una rutina de higiene dental.