jueves, 12 de noviembre de 2020

El uso del cepillo de dientes eléctrico en niños [Salud bucal infantil]


Higiene bucal y niños… ¡Dos conceptos que muchas veces chocan! En muchas casas, el momento de cepillarse los dientes se convierte en una odisea entre padres e hijos porque los más pequeños no le dan toda la importancia que tiene. Por mucho que se lo expliquemos, más de una vez descuidan la rutina de limpieza dental o no la realizan en profundidad.
¿Qué solución hay? ¡Prueba con los cepillos eléctricos!

Los aparatos electrónicos fascinan a los niños y los cepillos eléctricos no se quedan atrás. Si ya habéis insistido con uno manual y no hay manera, puede ser el momento de añadir una novedad en su rutina para motivarlos. Además, tienen un montón de ventajas. Por ejemplo, los cepillos eléctricos infantiles de PHB tienen un cabezal adaptado y las revoluciones reguladas para no hacer daño a las bocas de los pequeños (más delicadas que las de los adultos). Este tipo de productos están especialmente indicados para niños a partir de los seis años.

Ventajas de los cepillos eléctricos

El uso de cepillos eléctricos infantiles ayudará a los niños con el cepillado dental y a mejorar la eliminación de la placa bacteriana, llegando incluso a alcanzar parcialmente los espacios entre los dientes y las muelas, algo más complicado con un cepillo manual. Además de la eficacia de su uso, la novedad puede ayudar a motivar al niño a cepillarse con más interés y realizar el cepillado con más frecuencia y durante el tiempo necesario. En cualquier caso, debemos tener en cuenta que un adecuado manejo del cepillo eléctrico también requiere un pequeño aprendizaje ya que su mala utilización puede ser ineficaz e incluso dañino.

¿Cómo deben usar los niños un cepillo eléctrico infantil?

Las pautas y recomendaciones para usar un cepillo eléctrico infantil son similares a las de un cepillo convencional. El cepillado se debe realizar tres veces al día durante al menos dos minutos tras las comidas principales y el cabezal deberá ser renovado cada 3 meses para evitar el crecimiento de bacterias en su interior.

Hasta que nuestro hijo adquiera una buena destreza manual y realice correctamente el cepillado se recomienda, igualmente, que el niño se cepille los dientes bajo la supervisión de los padres y que, cuando finalice, el adulto "repase" el cepillado. Otra manera de animar a los niños a cepillarse es contarles un cuento donde se recalque la importancia del cepillado.

La principal diferencia es la técnica que utilizamos durante el cepillado. Al usar el cepillo eléctrico debemos cambiar los movimientos de barrido que realizamos durante el cepillado convencional y prestar atención a la adecuada colocación del cabezal del cepillo. Si nuestro hijo va a comenzar a utilizar un cepillo eléctrico es recomendable que su odontopediatra le explique cómo debe realizar el cepillado para así aprovechar al máximo las ventajas del cepillo eléctrico.

La entrada El uso del cepillo de dientes eléctrico en niños se publicó primero en PHB.