miércoles, 3 de agosto de 2016

Sanidad de Murcia suspende una publicidad de Dentix tras la denuncia del Colegio de Dentistas [Dentistas Castellón]


141bc280a143aace03650e1e3d0f5112_XL
Madrid, 03/08/2016.- La Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano de la Consejería de Sanidad de Murcia ha procedido a suspender sendas publicidades de Dentix y de Avantdent en la provincia y en la ciudad de Murcia, respectivamente, "hasta que se subsanen los defectos o se cumplan los requisitos exigidos", tras analizar las denuncias interpuestas por el Colegio de Dentistas de la región.

El Colegio de Dentistas de la Región de Murcia alega en su denuncia que el anuncio de Dentix, consistente en un folleto publicitario, "carece de la correspondiente y preceptiva autorización previa", y que en el mismo se habla de "implantología dental desde 222 euros", (cuando realmente el precio se refiere sólo a un elemento del tratamiento). Además sostiene que este precio viene precedido de la preposición 'desde', "ocultando maliciosamente el importe del resto del tratamiento, que es esencial para que el mismo se considere acabado".

En este sentido, el Colegio de Dentistas asegura que "se está creando una apariencia confusa y errónea de los precios de la clínica, supuestamente más bajos que la competencia, cuando en realidad los precios que se ofrecen por todo el tratamiento son similares a los de otros profesionales".

Además, el máximo órgano de representación de los dentistas en Murcia considera que en el folleto "se trata de promover la contratación de servicios utilizando personajes famosos", lo que está expresamente prohibido por el Real Decreto 1907/1996 sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria, siendo éste un texto de obligado cumplimiento según dispone el Decreto Regional 41/2003.

Por otra parte, el citado departamento de Sanidad del Gobierno de Murcia también ha procedido a suspender una publicidad radiofónica de Avantdent en la ciudad por carecer "de la correspondiente autorización sanitaria ni cita el director sanitario de la misma". También se utilizan testimonios de pacientes así como de una dentista que supuestamente trabaja para esta cadena de clínicas, lo que está prohibido por el Decreto 41/2003.