El dominio (y la web) consultadental.es están en venta.

COMPRAR

lunes, 27 de noviembre de 2017

Clínica dental en Argüelles explica cómo pueden afectar los trastornos alimenticios a la salud dental [Implantes Dentales en tu Ciudad]


En la actualidad un gran número de personas, sobre todo adolescentes, sufre trastornos alimenticios como la anorexia o bulimia. Estas enfermedades afectan gravemente al estado mental y físico de quienes la padecen, ocasionando numerosos problemas de salud, incluida la salud bucodental.  Los profesionales de la Clínica Dental en Argüelles InterOralia explican cómo repercuten los desórdenes alimenticios en el estado de nuestra boca.

La pérdida de peso es una de las principales consecuencias que evidencian que una persona sufre anorexia o bulimia. Sin embargo, los odontólogos también pueden detectar que un paciente padece un trastorno alimenticio debido a su impacto en la salud bucodental.

Según explican en la citada clínica dental en Argüelles, tanto la anorexia como la bulimia hacen que el cuerpo no reciba los nutrientes y vitaminas necesarios, provocando la desmineralización, debilitando las defensas y favoreciendo la aparición de enfermedades bucales.

En el caso de la anorexia, la pérdida de piezas dentales es una de las principales consecuencias derivadas de esta enfermedad. Y es que, el no ingerir las cantidades de comida necesarias para nuestro cuerpo, se traduce en una pérdida de calcio en nuestros huesos, así como una debilitación de la estructura ósea, lo que provoca que las piezas dentales se fracturen o incluso se desprendan al no estar correctamente sujetas.

En la clínica dental en Argüelles InterOralia también recalcan que los pacientes que padecen bulimia manifiestan graves problemas en su salud oral. Los ácidos derivados de los vómitos afectan de manera directa al esmalte de las piezas de nuestra dentadura, erosionándolas y dejándolas de esta manera sin protección. Esto puede desembocar en hipersensibilidad dental, decoloración de las piezas, y en una mayor exposición a posibles afecciones orales como la caries. De hecho, es habitual que los pacientes cepillen sus dientes después de vomitar, provocando aún más daños en el esmalte. Además, como ocurre con la anorexia, una de las consecuencias más graves que puede tener la bulimia es la pérdida de piezas dentales.

Es importante que si se sufre alguno de estos trastornos se solicite cuanto antes ayuda profesional para poder superarlas. En cuanto a la salud oral, es recomendable visitar a un odontólogo para que valore el estado de la boca y dentadura del paciente que padece este tipo de enfermedades. Según cada caso particular, podrá ofrecer información y asesoramiento sobre cómo mejorar el cuidado dental y si es posible aplicar un tratamiento que permita la recuperación del esmalte.