El dominio (y la web) consultadental.es están en venta.

COMPRAR

martes, 10 de abril de 2018

OPINIÓN: Alzar la voz para frenar los ‘vientos en contra’ en la odontología y llegar a buen puerto [Dentistas Castellón]


El presidente del CODECS, Victorino Aparici -primera fila, quinto por la izquierda, de pie- expuso la realidad de la odontología en el 'Café Ciudadano' celebrado el sábado 7 de abril en Castellón.
El presidente del CODECS, Victorino Aparici -primera fila, quinto por la izquierda, de pie- expuso la realidad de la odontología en el 'Café Ciudadano' celebrado el sábado 7 de abril en Castellón.

Castellón, 10/04/2018.- La odontología avanza. A pasos de gigante. Afronta nuevos retos a nivel científico. Se transforma. Pero a pesar de esta proyección hacia mejor, plasmada en la calidad de los tratamientos, que avala la formación constante de los profesionales, y en los beneficios que todo ello reporta al paciente, en la balanza sigue pesando el lastre de una problemática con múltiples aristas que impregna al sector y que seguimos intentando atajar. Una problemática que parece ir hacia una deriva crónica y que quienes nos dedicamos a esta profesión queremos evitar pidiendo regulación. Regulación para un sistema odontológico con garantías: para el profesional y para el usuario. Un marco normativo para calmar algunos de estos 'vientos en contra' para la odontología como son la mercantilización de la sanidad o el exceso de profesionales, ligado esto último a una afección directa en el paciente o a la precariedad laboral a la que se enfrentan los nuevos egresados.

Este pasado fin de semana he tenido la oportunidad de representar al Colegio Oficial de Dentistas de Castellón en el 'Café Ciudadano' organizado por el grupo Ciudadanos en el Casino Antiguo de la capital de la Plana. Durante este encuentro he podido trasladar tanto a los asistentes como a los representantes de este grupo, al igual que hemos hecho en las diferentes administraciones de distintos signo político, la realidad de nuestro sector. Alzar la voz, para que nuestras propuestas sean escuchadas y lleguen a buen puerto.

Nos preocupa el crecimiento exponencial del número de profesionales de la Odontología que cada curso se gradúan en las doce universidades públicas y privadas españolas (cuatro de ellas en la Comunidad Valenciana). 1.850 nuevos odontólogos cada año, "sin que se ejerza ningún control por parte de las universidades". "El sistema no puede digerir estas cifras". Cifras que triplican a las que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda. Un dentista por cada 3.500 habitantes, frente a la ratio actual de un profesional por cada 1.200 habitantes. En 20 años el número de dentistas en España ha crecido un 240%. Somos 35.716, y en un plazo de apenas dos años, en el horizonte 2020, sumaremos 40.000, según los datos que maneja el Consejo General de Dentistas de España.

Desde el sector se viene clamando la implantación de numerus clausus para regular el número de titulados universitarios en este grado. Con ello se garantizaría la mejor formación y preparación del futuro odontólogo, y a su vez la óptima atención al paciente, y se brindaría un futuro laboral mucho más seguro para las nuevas generaciones de dentistas, afectadas por la precariedad, precisamente y en buena parte, por esta saturación del sistema.

El siguiente salto en este recorrido por la realidad del sector que he podido compartir en el transcurso de este desayuno informativo en Castellón nos lleva a hablar de la mercantilización de la salud y, en concreto, de la odontología. Esa mercantilización se deriva de la mala praxis aplicada por algunas clínicas dentales gestionadas por empresarios ajenos a la profesión odontológica que priman el beneficio económico sobre todo lo demás. Que se saltan la línea roja que debe separar la salud del negocio. Y en este punto pedimos otro aval regulador. Un mayor control de este tipo de centros y de la publicidad engañosa que algunos de ellos ofertan.

Las cifras hablan. Las clínicas marquistas o franquicias suponen el 4% del total de centros, y acumulan el 47% de las quejas. En el periodo 2013-2015, las quejas odontológicas en estas clínicas rozaron un incremento del 50%. Sin embargo, en este mismo margen de tiempo, las quejas en clínicas privadas caen un 11,3%.

Y seguimos: el 72% de las reclamaciones interpuestas contra centros dentales son por motivos clínicos. Y dentro de ellas, el 40% por implantes. Las clínicas marquistas registran 18 veces más reclamaciones por implantes que las privadas y 19 veces más reclamaciones por motivos económicos que el resto de clínicas. En global, las clínicas marquistas o franquicias reciben 25 veces más quejas que las privadas.

En medio de este escenario que marca la compleja realidad para nuestra profesión, pedimos alzar la voz para ser escuchados. Para que esa voz pueda llegar a buen puerto y blindemos así un futuro, con garantías, para profesionales y pacientes. Un futuro donde el derecho a la salud impere por encima de todo.

Victorino Aparici Simón
Presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Castellón