miércoles, 18 de julio de 2018

Los dentistas infantiles cuentan con técnicas para acercarse a los niños con autismo [Dentista en tu ciudad]


Los dentistas infantiles son imprescindibles en toda clínica dental, ya que son muchos los niños los que requieren de tratamientos y revisiones periódicas de su salud dental. Además, existen grupos de niños que no pueden manifestar sus sentimientos y percepciones, como el miedo o el dolor. Es el caso de los niños autista, que deben contar además con una atención especial en una clínica dental.

"Los odontopediatras están formados y cuentan con técnicas específicas para ayudar a estos niños a sentirse mejor en la consulta del dentista. Así, los dentistas infantiles cuentan con técnicas como el reforzamiento positivo o el moldeamiento, así como una enseñanza estructurada", nos cuentan la dentista infantil en Alcalá de Henares de la clínica Saludalia Dental.

Igualmente, diversas investigaciones señalan la existencia de claves visuales que emplean los dentistas infantiles para que el paciente adquiera nuevas conductas. "De hecho, es importante señalar que los niños autistas suelen aprender a través de lo que perciben y a través de la rutina", apuntan desde Saludalia Dental Alcalá de Henares.

Por otra parte, los pacientes con autismo presentan una incidencia cada vez más alta (en relación a patologías comunes). Esto nos lleva a que pueden presentar un mayor riesgo de patología oral, debido a la capacidad disminuida de participar en su higiene dental y cooperar con programas preventivos habituales.

Por eso es muy importante que las clínicas dentales cuenten con especialistas en odontopediatría, y que a su vez mantengan una formación específica para ayudar a este grupo de personas.

Así, ayudar a un niño con autismo requiere un gran esfuerzo y el progreso puede ser lento y limitado, pero hay que ser constantes para mantener no solo una buena higiene bucodental de los niños sino para que también se sientan cómodos y relajados cuando acuden a la consulta dental.

Por todo ello, los profesionales de las clínicas dentales son conscientes de la importancia de una buena formación y de la capacidad de aplicar las técnicas aprendidas en la consulta dental. La formación continua y la investigación favorecen la aplicación de nuevas técnicas y conocimientos.