El dominio (y la web) consultadental.es están en venta.

COMPRAR

martes, 14 de agosto de 2018

Limpieza de la ortodoncia con brackets de la manera más adecuada [Implantes Dentales en tu Ciudad]


Tener brackets en los dientes no es sinónimo de abandonar la higiene bucal. "Todo lo contrario, ahora se requiere que esté mucho más limpio nuestros dientes y nuestra boca, para evitar así problemas en el corto plazo con nuestro aparato de brackets", señalan los especialistas en ortodoncia Alcalá de Henares de la clínica Saludalia Dental.

Es normal que una persona con dientes desviados use ortodoncia, y que los brackets sean instalados por varios meses, dependiendo de cada caso concreto. Por ello, aprender a limpiar los dientes –y los aparatos– es vital para el éxito del tratamiento ortodóntico.

A continuación, desde la clínica Saludalia Dental Alcalá de Henares dan algunos consejos para aquellos que tiene brackets.

En primer lugar, cepillar los dientes es una tarea que nunca debe abandonarse, pero cuando se tienen aparatos hay que conseguir un cepillo especial para brackets. Es posible que sea necesario para la limpieza diaria un cepillo dental interproximal, para limpiar entre brackets.

El cepillo tradicional debe ser regular, con cerdas suaves. Es importante que el tamaño y la forma de estas herramientas sean acordes a la boca del paciente. Los cepillos deben cambiarse cada 3 o 4 meses, o cuando las cerdas estén deterioradas.

Por otra parte, "el flúor de la pasta dental fortalecerá los dientes y eliminará la placa, que generalmente se acumula alrededor de los brackets. Esta pasta dental también ayudará para contrarrestar la sensibilidad, que suele aumentar con los aparatos", destacan los dentistas en Alcalá de Henares de esta clínica.

Otra de las pautas a seguir durante el cepillado dental es dividir la boca en cuatro secciones y cepillarlas en orden es lo más ideal. Lo recomendable es: superior izquierda, superior derecha, inferior izquierda, inferior derecha. Es una garantía de que todas las zonas quedarán limpias.

Como en un momento normal, sin brackets, es necesario mantener el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados y presionar suavemente, asegurándose que entre en contacto con la superficie de los dientes y las encías.

En cada sector de la boca se debe cepillar la cara interna y externa de la dentadura, con movimientos cortos. Aunque en la parte interna será necesario inclinar el cepillo de forma vertical para hacer movimientos hacia arriba y hacia abajo.

El lugar donde más se acumula la placa dental es alrededor y en medio de los brackets, por ello hay que prestar atención especial en esa superficie.

"El hilo dental es un gran aliado. Se debe usar después de cada cepillado para ayudar a salir los residuos entre los dientes y los brackets. La mejor forma de usar el sedal es tomar 45cm, enrollarlo en los dedos del medio y estirar con el pulgar y el índice. El hilo debe ser pasado con delicadeza", señalan desde Saludalia Dental Alcalá de Henares.

Hay quienes usan irrigador bucal para una limpieza más profunda, sobre todo en los casos que no es recomendable el hilo. El último paso es el enjuague bucal.