El dominio (y la web) consultadental.es están en venta.

COMPRAR

jueves, 2 de agosto de 2018

Los aparatos en los dientes no son sólo cosa de niños [Dentistas Santa Cruz de Tenerife]


El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recuerda que el tratamiento de ortodoncia no se limita sólo la edad infantil o juvenil, sino que puede realizarse a adultos que lo requieran, no sólo por cuestión estética, sino por salud bucodental. Los conocidos como "aparatos en los dientes" pueden estar indicados en personas con problemas de mala oclusión, como apiñamiento, piezas que se han movido o mordida abierta, entre otros. De hecho, incluso pacientes que ya han utilizado este tipo de aparatos durante su adolescencia pueden necesitar lo que se conoce como un "retratamiento" con el paso de los años, no porque no haya obtenido los resultados deseados en su momento, sino porque a lo largo de nuestra vida los dientes continúan moviéndose, aunque de forma más lenta.

Para someterse a un tratamiento en la edad adulta es necesario no tener problemas periodontales graves ni caries. Será el dentista el que determine si el adulto requiere este tipo de actuación y cuándo puede llevarse a cabo. Los tratamientos en esta edad son diferentes a los realizados a los niños ya que los huesos maxilares están desarrollados al completo.

Beneficios

Un tratamiento de ortodoncia mejorará la posición y función de nuestros dientes y, al estar alineados, beneficiará nuestra higiene dental, al poder retirar los posibles restos de comida de forma más sencilla con el cepillo de dientes. Además, este tratamiento permitirá que, al mejorar nuestra mordida, las piezas dentales no sufran desgaste por el roce innecesario.

Higiene diaria

Una vez que el dentista nos ha diagnosticado y recomendado la ortodoncia y ya tenemos los "aparatos" en nuestra boca es fundamental que extrememos la higiene diaria. El dentista nos explicará cómo realizarla para acceder a todos los espacios de la boca y a los aparatos, con el apoyo, si es necesario, de herramientas como el cepillo interdental, además del que utilicemos de forma habitual.

Si tenemos brackets, estos tienden, por su forma, a acumular restos de comida, por lo que la higiene diaria es fundamental para evitar desagradables consecuencias como la caries o el mal aliento.

En el caso de que, dentro del tratamiento, se usen también gomas o elásticos, que complementa a los brackets y se suelen emplear para corregir una deficiente mordida del paciente, estos deben ser retirados antes de la limpieza bucal y del empleo del hilo dental.